Convento de Santo Domingo y San Pablo

Convento de Santo Domingo y San Pablo
a8
a5
a1

Enlaces

Vista 360º

Compartir

Junto con el Castillo-Palacio Magalia, el Convento de Santo Domingo y San Pablo fue fundado por los primeros marqueses de Las Navas, D. Pedro Dávila y Dña. María de Córdoba.

Según las crónicas, se puso la primera piedra el día de San Pablo de 1546, tomando posesión como Prior Fray Alonso Rubio en 1547. Y allí, durante dos siglos y medio, diversas promociones de frailes dominicos, se dedicaron a curar las almas de los naveros.

Tenía las celdas en el ala oeste, pero no era un convento de clausura. Los frailes salían a predicar por las calles.
 

Algunas fechas de interés

  • Desde 1581 hasta 1609, el convento de San Pablo, fue iglesia colegial
  • En 1751 se creó una escuela de gramática.
  • En 1809 José Bonaparte impuso los aires ilustrados de la época y ordenó la exclaustración de las órdenes y comunidades religiosas. Los frailes tuvieron que desalojar el convento dos años más tarde.
  • El 8 de agosto de 1812 un destacamento de las tropas del general Murat se descolgó desde El Espinar a Las Navas. El pueblo sufrió vejaciones y el convento fue saqueado.
  • Acabada la Guerra de la Independencia, en 1814, los dominicos pudieron regresar, pero nuevamente, como consecuencia de las desamortizaciones de los regímenes liberales del siglo XIX, los frailes fueron expulsados y sus terrenos vendidos en subasta pública.
  • Un labrador del pueblo, compró en el año 1845 el convento con su huerta y sus terrenos por 200.040 reales.
  • Isabel II restituyó los desmanes anticlericales, los dominicos no volvieron, pero el convento y sus terrenos quedaron adscritos a la parroquia de San Juan Bautista. El edificio sufrió la erosión del clima riguroso de Las Navas así como los saqueos de cuantos objetos albergaba.
  • En 1982 fue declarado Monumento Histórico Artístico de Interés Cultural Nacional.
  • A partir de este momento se vio la necesidad de restauración, pero esta no se llevó a cabo hasta el año 2000, cuando comenzaron las obras de restauración, a iniciativa del Ayuntamiento. Desde entonces se han realizado varias restauraciones con la colaboración de la Consejería de Cultura y Turismo.

 

DESCRIPCIÓN ARTÍSTICA

La construcción del edificio fue un proceso largo y laborioso, tanto fue así que la cabecera y la capilla mayor son del primer marquesado (mediados del s. XVI)  mientras que la capilla del Rosario y la fachada son de la segunda mitad del siglo XVI, por lo tanto del segundo marquesado.

La fachada sigue un modelo repetido en iglesias conventuales; de arte herreriano, sobrio, austero, consta de tres pisos y tres calles. Está compuesta por un frontón triangular en la parte superior, en cuyo tímpano se encuentra el escudo de la orden de Santo Domingo (Dominicos), coronado por bolas herrerianas. En el centro un amplio rosetón franqueado por la heráldica de los Dávila y un frontón triangular también en la puerta de acceso.

Los muros son de cantería de granito, grande pero irregular, salvo en la fachada con cadenas de sillares en contrafuertes y ángulos.

La planta del convento está desarrollada en una sola nave dividida en cinco tramos. En los muros destacan nichos y aperturas de comunicación con las dependencias conventuales.

El crucero es destacado y la cabecera poligonal. El conjunto se encuentra elevado unos 2 metros a modo de escenario, donde está el altar. Bajo el altar, se abre un espacio que contenía el sepulcro de los primeros marqueses de Las Navas así como la Lauda de Bronce, obra de Pompeo Leoni, que hoy puede contemplarse en el Museo Arqueológico Nacional.

El retablo, de un renacimiento alterado, estaba compuesto por columnas corintias doradas y cuatro lienzos de la escuela sevillana, de cierto mérito.

En las dos paredes contiguas a las que ocupaba en su día el retablo, hay sendos nichos sepulcrales, idénticos, en mármol gris. Constan de un pedestal sobre el cual se alzan unas hornacinas, que albergaron las imágenes de Santo Domingo y San Pablo, con pilares y jambas funerarias.

El crucero se prolonga en la capilla del Rosario, de forma cuadrada y cubierta por una cúpula de sillería en cuyo centro se abre una linterna. Esta capilla tenía a su entrada una magnífica reja de hierro, hoy desaparecida.

El altar y el resto de la nave estaban separados por otra bellísima reja de hierro que hoy se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional.

Actualmente (año 2014) el convento se encuentra en su última fase de rehabilitación, con el propósito de convertirse en espacio cultural para diversos eventos culturales.

 

HORARIO DE APERTURA

Es visitable dentro de las visitas guiadas al conjunto histórico.

Para grupos hacemos visitas bajo demanda, ponte en contacto con nosotros aquí.

Para individuales formamos grupos mínimos para visitarlo, escríbenos a hola@turismolasnavas.es.

 

LOCALIZACIÓN

Plaza del Risco, s/n.

 

 

 

Ubicación

© Ayuntamiento de Las Navas del Marqués, Concejalía de Turismo - Aviso legal - Política de privacidad - Uso de Cookies